Monthly Archives

diciembre 2019

Los bosques tan lejos, tan cerca… de perderlos

By | Comunidad

Encuentro con México busca apoyar a los 15 municipios que mayor pobreza extrema registran y ya se encuentra colaborando en Cochoapa el Grande en Guerrero, uno de esos  municipios, el cual entre sus características está que el 86% de su territorio es bosque según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI).

Por esta razón es que entrevistamos a Diana López Higareda, bióloga con Maestría en Ciencias Ambientales, quien compartió con nosotros importantes razones para proteger los bosques así como diversas formas de concretar ese cuidado. 

López Higareda indicó que los bosques nos proporcionan servicios ambientales o ecosistémicos tales como la captación de agua y su filtración, la generación de oxígeno, la retención de suelo, la mitigación de efectos del cambio climático, dan belleza escénica, además de que son fuentes de materiales y el hogar de plantas y animales.

Por otro lado también señaló que en México aproximadamente el 70% de su territorio está cubierto de bosques. 

Agregó que el bosque más conocido por ser como “el de caperucita roja” es el de pino-encino pero hay una gran diversidad de bosques, los hay tropicales o secos, algunos tipos sólo se encuentran en nuestro país y otros que también se hallan en diferentes partes del mundo en México revisten características únicas.

¿Por qué preservarlos?

El 80% de los bosques en nuestro país se encuentra bajo el régimen de propiedad social, es decir pertenecen a ejidos y comunidades por lo que no son de conservación, señaló López Higareda sin embargo a sus titulares les conviene preservarlos porque su explotación tiene un límite y de no cuidarlos sus beneficios se perderían y terminarían “por quedarse sin nada”.

Indicó que si bien estos ecosistemas pueden regenerarse lo hacen bajo ciertas condiciones y les lleva tiempo por otro lado cabe señalar que no posible cambiar el ecosistema por otro. 

Si se descuidan los bosques existe la posibilidad de deslaves, de que la tierra se vuelva estéril y así como la pérdida de suelo. Diana López subrayó que la destrucción de los recursos forestales nos afecta a todos y a las comunidades las hace más vulnerables por lo que estarían “hipotecando su futuro”. 

Todos podemos y debemos cuidarlos

La maestra en Ciencias Ambientales indicó que los bosques no están lejos sino que existen también los “bosques urbanos”, por ejemplo en la Ciudad de México se encuentran el bosque de Aragón, el bosque de Chapultepec, el bosque de Tlalpan así como la reserva ecológica del Pedregal de San Ángel entre otras áreas verdes. 

Señaló que estas zonas nos ayudan al mejoramiento de la calidad del aire así como a mitigar las “islas de calor”, es decir aquellas zonas que se generan en las ciudades por el exceso de pavimento y los edificios que las integran.

López Higareda subrayó que lo más importante es “conservar antes que restaurar”. Mencionó que hoy tenemos infinidad de ciudadanos interesados en la reforestación pero es más valioso “prevenir que lamentar”.

Para proteger los bosques se deben evitar hacer en ellos actividades que les resulten riesgosas como encender fogatas, realizar quemas agrícolas o dejar basura porque degrada la calidad de los bosques y en especial los desechos de vidrio pueden generar el efecto lupa e iniciar un incendio forestal. 

La especialista indicó que aquellos que viven en zonas boscosas han de involucrarse en actividades de conservación y prevención tales como limpiar de leña los caminos, hacer zanjas para que en su caso no se extiendan las llamas de un incendio (mechas cortafuego) a otras partes del bosque así como realizar patrullajes.

Diana López señaló que cuando la gente que habita en los bosques se involucra en el cuidado de estos recursos tiene un efecto replicador por lo que no precisan de ningún otro actor externo.

“Esta gente es la que mejor conoce su tierra” señaló la bióloga López Higareda y agregó que si se quieren conocer los peligros, la zonas a reforestar o las especies que la habitan, hay que dirigirse con ellos, los que viven en el bosque.

Diana López Higareda destacó la importancia de crear conciencia sobre el cuidado de los bosques porque esto trae como consecuencia una mayor sensibilidad a conservarlos y a trabajar en su favor.